ESCLEROSIS

Disponemos de varias alternativas para tratar las varices. El mejor tratamiento dependerá del diagnóstico y debe ser individualizado para cada paciente.

Escleroterapia.

La esclerosis tiene como finalidad ocasionar una lesión del endotelio que favorezca la fibrosis y reabsorción del trayecto vascular. Se realiza mediante la introducción de un fármaco esclerosante en el interior de la variz. Es un tratamiento para varices sin cirugía.

La mayoría de las sociedades científicas como la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), consideran la esclerosis química como el tratamiento de elección de las microvarices.

Esclerosis Líquida:

También llamada microesclerosis, consiste en la administración de soluciones esclerosantes dentro de la luz de la vena afectada. Indicada para teleangiectasias y arañas vasculares, permite tratar de manera eficaz estas pequeñas varices.

Esclerosis con Microespuma:

Indicada para venas reticulares y varices grandes. Al inyectar la espuma en el interior de la vena, esta desplaza la sangre y entra en contacto directo con el endotelio vascular durante más tiempo. Permite obtener excelentes resultados utilizando poco volumen de esclerosante y a menor concentración.

Ventajas:

– Es ambulatorio. No precisa baja laboral ni reposo.

– Resultados altamente satisfactorios.

– No requiere preparación ni preoperatorio.

– No es doloroso.

– No requiere anestesia.

– No hay heridas ni cicatrices.

– Tiene muy pocas complicaciones.

Efectos secundarios:

Prácticamente carece de efectos secundarios salvo la aparición ocasional de hematomas que desaparecen en pocos días.

SUBIR UA-77003541-1